El récord que le falta a Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo iguala hoy a Luis Figo como el jugador que más veces ha jugado con Portugal, 127. Es también el máximo goleador histórico del país, con 58 goles. Debutó hace 13 años frente a Kazajistán

CR7 alcanza este martes el récord que le falta con la camiseta de su país: 127 partidos como internacional, los mismos que el hasta ahora inalcanzable Luis Figo. Destroza los registros goleadores no sólo de la selección absoluta (lleva 58 y por detrás, muy lejos, queda ya Pauleta con 47) sino también de todas las categorías inferiores, en las que logró 74 por los 71 que había marcado Simao Sabrosa.

El escalón que le faltaba lo sube este martes y lo superará, en condiciones normales, frente a Austria en el Parque de los Príncipes el próximo sábado. Hemos consultado a los cronistas más prestigiosos de la selección lusa para escoger los siete momentos más importantes de CR7 con su selección. Son estos:

1. Contra Suecia, en el play-off para el Mundial de Brasil en Estocolmo. Por aclamación popular: logró tres goles e hizo el partido más brillante que se le recuerda, no sólo con Portugal, sino también, para muchos, de su carrera. Hasta Ibrahimovic, parco en elogios a los rivales, fue a abrazar al luso en la zona mixta después del partido y a pesar de que acaba de dejarles fuera de Brasil. Una noche increíble. La opinión mayoritaria entre los presentes aquel día, entre los que se encuentra el que suscribe, es que nunca habían visto una actuación individual tan decisiva en sólo 90 minutos. Fue un alarde.

2. Moscú, muerte de su padre. En la madrugada del 7 de septiembre de 2005, Scolari vivió el mal trago de tener que despertar a un chico de 20 años para decirle que su padre había muerto por culpa de la cirrosis que le había provocado su alcoholismo. Ambos lloraron esa noche pero, al día siguiente, los dos estaban sobre el césped para conseguir un valioso empate a cero. Desde entonces, la relación entre ambos es muy estrecha, Ronaldo le trata con un enorme respeto y le llama Profesor.

3. Final de la Eurocopa de 2004. “Ronaldo era un niño y sólo podía llorar. Todavía no valoraba lo que significaba aquella derrota y era inconsolable”. Son palabras de Manel Casaca, cronista de la selección lusa para O Jogo, que recuerda perfectamente al 17 de aquella selección, un chico al que no pudo dar mucha bola, pendiente como estaba de los pesos pesados: Figo, Pauleta, Deco….

4. Portugal estaba prácticamente fuera del Mundial de Brasil cuando viajó a jugársela a Irlanda del Norte. Tenía muy mala pinta, y peor cuando Postiga fue expulsado. Además, Cristiano Ronaldo estaba renqueante y ya iban perdiendo 1-0. “Vi aquel partido sentado al lado de los médicos de Portugal y me decían que llevaba una semana horrible, que ningún futbolista hubiera jugado ese partido. Él lo hizo. Lesionado. Marcó tres goles, en el 68′, 77′ y 83′. Recuerdo aquella celebración como una de las que más ha disfrutado con la selección”, explica el periodista de SIC y corresponsal de MARCA, Nuno Luz. “En Suecia llevaban una ventaja del partido de ida, pero este partido lo tenía todo en contra y Ronaldo consiguió darle la vuelta”.

5. Semifinal Donetsk, Eurocopa 2012. Portugal llegaba a esa Eurocopa envuelta en pesimismo y críticas por parte de la prensa lusa. De hecho, Ronaldo impuso un silencio stampa en el vestuario luso que se mantuvo toda la primera fase. Y fueron superando partidos hasta llegar a una semifinal ibérica contra los de Del Bosque. Cristiano, ya en la prórroga, tuvo un mano a mano con Casillas que el guardameta español salvó… y llegaron los penaltis, Sergio Ramos, Panenka y la tercera Eurocopa para España, después, contra el conjunto italiano.

6. Mundial Sudáfrica contra Corea del Norte. Ronaldo estaba siendo muy criticado por no marcar goles con Portugal (un mes y medio) y sí con el Madrid. Ante los coreanos ganaron 7-0 y él marcó (un poco de churro). Le dieron el Man of the match, pero lo rechazó y se lo regaló a Tiago, la verdadera estrella de la noche. “Los goles son como el ketchup, a veces no salen por mucho que lo intentas y luego sale todo de golpe”, dijo tras el encuentro.

7. Su debut. Un Ronaldito de 19 años entró sustituyendo a la leyenda a la que hoy iguala con 127 partidos internacionales: Luis Figo. “Le recuerdo nervioso, como a un niño. Y muy emocionado. Era un jugador que todos sabíamos que iba a estar muchos años en la selección, pero imposible pensar que llegaría donde ha llegado”, explica Nuno Matos, narrador de los partidos de Portugal para la radio pública lusa, Antena 1.

 


Comentarios cerrados.